Michelet

MICHELET  SE  HORRORIZA  DE  LA  CAZA  Y

DE  QUE  EL  HOMBRE  COMA  CARNE

Jules Michelet (1798-1874) fue historiador y literato francés, profesor de la Sorbona y del Colegio de Francia. Escribió Vida de Plutarco, unaHistoria de Francia en 16 volúmenes e Historia de la Revolución Francesa en 7 volúmenes.

            Veamos algo de lo que dijo defendiendo el derecho a la vida de los animales:

            1 - “El régimen vegetal contribuye a la pureza del alama.”

            2 - “Extraño espectáculo en de la madre que desteta a su hija con la grosera alimentación de ensangrentadas carnes y con los peligrosos excitantes del vino y del café, y luego se admira de verla violenta, caprichosa y irascible. La carne agita, excita y enerva el organismo infantil en vez de fortalecerlo. Para la mujer y para el niño es una amorosa gracia ser frugívoros, evitar la fetidez de las carnes y sustentarse con alimentos que no causan la muerte de nadie y son tan gratos al olfato como la gusto.”

            3 - “El animal tiene también derecho delante de Dios. El animal, sombrío misterio… ¡Mundo inmenso en ensueños y dolores mudos! Sin embargo, a falta de lenguaje tiene maneras muy claras de expresar sus dolores. La naturaleza entera protesta contra la barbarie del hombre, que desconoce, envilece y tortura a sus hermano inferior… La vida, la muerte, el asesinato diario que supone el alimento carnívoro, estos amargos problemas se me presentan constantemente al espíritu. Desgraciadas contradicciones. Esperemos en otro mundo mejor en donde las groseras y crueles fatalidades de este no existirán.”

            4 - “Desgraciados de los ingratos entre los cuales están comprendidos la multitud de cazadores que olvidando los servicios que debemos a los animales se dedican a destruir vidas inocentes. Se puede dar cosa más extraña y repugnante que la de ver a un niño cazador, a una mujer aficionada a tal ejercicio, que admira el asesinato y que lo inculca a su hijo. Tal mujer sensible y delicada no le daría un cuchillo, pero le da una escopeta.”

            5 - “La ciencia es semejante en sus comienzos al niño que destruye solo por el goce de destruir; no puede estudiar sin matar y el primer uso que hace de un ser vivo es el de disecarlo. Olvida en sus investigaciones científicas ese delicado respeto de la vida que la Naturaleza nos recompensa revelándonos sus misterios.”

            6 - “El hombre no llegará a ser verdaderamente hombre hasta que trabaje seriamente en lo que el mundo espera de él: esto es en la paz y la unión armónica de toda la Naturaleza.”

¿Omnívoro o vegetariano?Padres de la IglesiaVegetarianismo en China, siglo XVIPitágorasPlutarcoCentenario vegetarianoShelleyAlcottBenthamBesantBossuetGaudíGrahamMicheletPopeHenry SaltBernard ShawSchopenhauerSimón RodríguezThoreauLeón TolstoiVoltaireGreenpeace y el vegetarianismoMédicos y vegetarianismo