Gaudí

ANTONIO  GAUDÍ

Antonio Gaudí nació en Reus, pueblo de Tarragona, en 1852 y murió atropellado por un tranvía en 1934 en Barcelona. Fue arquitecto y entre sus obras destacan el parque Güell, la Sagrada Familia, la Pedrera, etc. Su creación está inspirada en la naturaleza y por esto es atemporal. Según el Sr. Bassegoda, Director de la Cátedra Gaudí, es el más genial de los arquitectos de todos los tiempos y Barcelona está íntimamente ligada a Gaudí y a ninguna otra persona, pero ¿quién fue Gaudí? ¿Cómo fue su vida? ¿Cuál era su pensamiento? ¿Fue una persona como cualquier otra con la única diferencia de que fue un genio?

Gaudí estudió Arquitectura en Barcelona y al presentar el proyecto de fin de carrera, el tribunal quedó confuso. ¿Qué hacer ante un proyecto extraño que no se podía comparar con nada conocido? Después de mucho deliberar, cuatro miembros votaron a favor y uno en contra y el Presidente del tribunal declaró: “No sabemos si hemos aprobado a un genio o a un loco.”

Gaudí fue austero, frugal y tímido y estas características fueron aumentando a lo largo de su vida. Vivió solo. Durante la construcción de la Sagrada Familia renunció a su paga de arquitecto y en su lugar recibió la de delineante. Su austeridad era tal que a veces la criada no tenía dinero para comprar la comida y acudía a la familia Güell, mecenas de Gaudí.

Se sabe poco de su vida. Se sabe que en su juventud fumó y que en la madurez, teniendo unos sesenta años, leyó un libro de monseñor Sebastián Kneipp que tuvo gran influencia en su vida ya que a partir de entonces dio importancia a la salud. Su comida fue vegetariana.

Wikipedia expone:

“El pequeño Gaudí era de naturaleza enfermiza, y padeció reumatismo desde niño, lo que le transmitió un carácter un tanto retraído y reservado. Quizá por eso, de mayor se convirtió en vegetariano y en partidario de las teorías higienistas del doctor Kneipp. Debido a estas creencias (y por motivos religiosos), en ocasiones se entregaba a severos ayunos, tanto que en ocasiones ponía en peligro su propia vida, como en 1894, año en que cayó gravemente enfermo a causa de un prolongado ayuno.”

La web caminocatolico.org dice:

“Gaudí, que repetía constantemente que “la originalidad es volver al origen”, se describía no como creador, sino como “un copista de las más perfectas formas creadas por Dios”.

Emilia Capdevila, vecina de la sobrina de Gaudí en Reus, recordaba cuando fue a Barcelona que “un domingo mi madre y yo fuimos a visitar el templo y vimos a Gaudí en una cripta de rodillas rezando el Rosario, pero no lo quisimos molestar y nos fuimos”.

Igual que los pintores de iconos se preparan con ayuno y oración, Gaudí quiso preparase para realizar la Sagrada Familia.”

Antonio Ruiz Vega comenta un libro de Juan José Navarro Arisa sobre Gaudí donde dice:

“En 1894 Gaudí inició un ayuno completo que iba a durar 40 días y a consecuencia del cual estuvo a punto de morir. Por suerte el obispo Torrás y Bagés le impidió continuar. Este ayuno era seguido por la prensa barcelonesa casi día a día.

Sus últimos años son los de la explosión de sus excentricidades. Estricto vegetariano, apenas comía una lechuga, un poco de leche, frutos secos, pero sin embargo conservaba de la infancia su pasión por unos pastelillos, los pastissets  que, sin embargo, se elaboran con manteca de cerdo. Llevaba siempre encima un par de bolsas de estos dulces. Una, de primera calidad y sazonados con comino, para su consumo y otra, más corriente, para repartir entre sus amigos. Los bolsillos los tenía deformados de llevar libros y a veces, si no le cabía el libro entero lo desgajaba, sin importarle si era propio o prestado (¡). Trasegaba varios litros de agua al día y tenía la insólita costumbre de lavarse las manos sólo con agua y secárselas con miga de pan.

Es muy conocida la anécdota del violín, que protagonizó la hija de Eusebi Güell, Isabel, quien, tras ir adelantada la obra del Palacio Güell, le pidió que reformara un ala para poder meter el piano que tocaba. Tras muchas dudas y como era ya inviable hacerlo, terminó diciéndole: "Créame, Isabel, toque el violín".”

Luego Antonio Gaudí fue vegetariano, ayunó y oró con frecuencia, no apreciaba el dinero pero si el catolicismo y la medicina natural. ¿Este estilo de vida influyó en su creación? O dicho de otra forma: Si hubiera sido como la mayoría de las personas ¿hubiera sido un genio? No lo sabemos, pero sí que tiene sentido hacerse esta pregunta, y más teniendo en cuenta que muchos genios (que el lector puede fácilmente buscar en internet y en mi web nombro algunos) han sido también vegetarianos.

¿Omnívoro o vegetariano?Padres de la IglesiaVegetarianismo en China, siglo XVIPitágorasPlutarcoCentenario vegetarianoShelleyAlcottBenthamBesantBossuetGaudíGrahamMicheletPopeHenry SaltBernard ShawSchopenhauerSimón RodríguezThoreauLeón TolstoiVoltaireGreenpeace y el vegetarianismoMédicos y vegetarianismo