El mensaje de Cervantes

EL   MENSAJE   DE   CERVANTES

 

Obra de teatro original de

Luis Vallejo Rodríguez

 

NOTA: Esta obra se puede representar, según la disponibilidad de actores, de estas formas: 1) Tal como está. 2) Sólo hasta el mensaje de Cervantes. 3) Sólo la parte de poesía, y este caso se llamaría “Kaliyuga en La Mancha”.

 

PRIMERA  PARTE

 

Escena: una mesa con papeles, libros y entre ellos El Quijote y Los Evangelios, una gallina de plástico y un teléfono, una silla y sentado el escritor escribiendo sobre la mesa. Otra silla bacía, detrás estanterías con libros y una televisión apagada.

Tocan la puerta.

ESCRITOR: ¿Quién es?

CERVANTES: Soy Cervantes.

ESCRITOR: Que pase el bromista.

CERVANTES: (Entra) ¿Por qué me habéis llamado bromista?

ESCRITOR: Porque habéis dicho que sois Cervantes. Ahora al veos, me sorprende que hayáis vestido como hace cuatro siglos. ¿Creíais que hoy era la representación? Hoy solo ensayamos. De todas formas, os felicito por lo bien que estáis vestido. Dejad que os observe (se levanta, se acerca a Cervantes y lo mira de arriba abajo). Os habéis vestido muy bien.

CERVANTES: Y vos vestís de forma extraña. (Lo observa de arriba abajo) ¿Cómo se llama la ropa que lleváis puesta?

ESCRITOR: Os lo explicaré: esto (dice mientras señala) se llama camisa, esto chaqueta y esto pantalones.

¿Pero qué estoy haciendo? (Dice enfadado consigo mismo) Estoy haciendo el ridículo explicando lo que sabéis.

CERVANTES: Es curioso como visten los hombres cuatrocientos años después de haber vivido en La Tierra.

ESCRITOR: Os tomáis demasiado en serio vuestro trabajo de teatro pues aun no hemos comenzado a actuar, por lo tanto no hace falta que ahora os comportéis como si fuerais Cervantes. Lo que tenéis que hacer es muy sencillo, cuando os nombre, entregáis a José Bono esta gallina de plástico, eso es todo.

CERVANTES: Yo no he venido para eso.

ESCRITOR: (Extrañado) No os entiendo. Eso fue lo que acordamos en el anterior ensayo: uno quedó en decirle a un amigo que viniera para que actuara de Cervantes.

CERVANTES: Por lo visto aquí ha habido un mal entendido, como os dije al principio, soy Cervantes y con motivo de que en una imprenta de la calle Atocha de Madrid, imprenta que no sé si continúa existiendo, entregué el manuscrito de la primera parte de El Quijote, libro que fue publicado en 1605 y por lo tanto este año se cumple el cuarto centenario y como ese ha sido el libro de literatura que más se ha editado, en el otro mundo me concedieron la gracia de pasar un día en La Tierra y me propusieron que os visitara.

ESCRITOR: Me gustan las personas con imaginación y sentido del humor.

CERVANTES: Por lo visto no hay forma de que me creáis.

ESCRITOR: Seguro que sois muy buen actor. (Suena el teléfono) Aguardad un momento (lo descuelga). Hola Juan. (Escucha). ¿Entonces no va a venir? (Escucha) ¿Entonces quien es este? (Escucha). Uno que ha venido disfrazado de Cervantes. (Escucha) De acuerdo, luego hablamos. (Cuelga).

CERVANTES: (Sorprendido) ¿Qué habéis hecho? ¿Cómo sonó un timbre sin habeos movido? ¿Cómo podéis hablar con un aparato?

ESCRITOR: Realizáis muy bien vuestro oficio de actor pero ya os dije que aun no hemos empezado a representar la obra de teatro, no os adelantéis.

CERVANTES: Es dramático no ser creído.

ESCRITOR: Y decidme, ¿vos sois actor tanto en el teatro como fuera de él?

CERVANTES: (Triste) ¿Por qué no me consideráis como Cervantes aunque no os lo creáis? Os lo agradeceré.

ESCRITOR: Vuestra tristeza me ha impresionado, incluso conmovido, y aunque, como es lógico, no puedo creer lo imposible, para no volveos a ver triste, os trataré como si lo fuerais. Si al fin y al cabo el universo me ofrece la oportunidad de que actúe como actor de teatro, ¿por qué voy a rechazarla? Y dado que debo actuar como un actor al que se le ha presentado Cervantes, quisiera saber a qué se debe ese extraño privilegio de venir a La Tierra por un día.

CERVANTES:  Os lo explicaré. A quien fue mi ángel de la guarda en mi última reencarnación le he preguntado muchas veces sobre la repercusión del Quijote y siempre me ha dicho que no ha tenido tiempo para informarse ya que está ocupado tratando temas más urgentes pues dice que los hombres son inconscientes y se comportan como niños, y la última vez que hablé con él, me vio tan triste por recibir siempre la misma respuesta, que, en uno de los pocos ratos libres que tuvieron los ángeles, se ocuparon del tema y dado que vos habéis escrito una obra de teatro sobre El Quijote, acordaron proponerme que os visitara. Esta propuesta me llenó de alegría pues jamás había pensado que recibiera esta gracia, y por esto os he visitado, y lo que no esperaba es que no me creyerais.

ESCRITOR: ¿Pero cómo podéis pensar que me voy a creer lo que me contáis?

CERVANTES: Una de las pocas satisfacciones que tuve en mi última reencarnación  fue el éxito de uno de mis libros pero esta satisfacción se vio ensombrecida por los problemas, luchas y sinsabores que tuve a los largo de mi agitada vida y al dejar La Tierra e ir al cielo, como ya os dije, me entristeció la respuesta de mi ángel de la guarda diciéndome que no tenía tiempo para informarse y al volver hoy de nuevo a La Tierra de nuevo estoy triste y así la tristeza me acompaña en los dos mundos. ¿Es que ni en el cielo ni en La Tierra puedo ser feliz? ¿Es que no puedo encontrar ningún lugar donde pueda estar a gusto? ¿Es que la ilusión con la que los ángeles me trajeron a La Tierra se va a convertir en decepción, frustración y tristeza?

ESCRITOR: Vuestras palabras me conmueven pero debéis comprender que me cuesta trabajo creeos.

CERVANTES: Si me dejáis que os siga contando, tal vez terminareis por creerme.

ESCRITOR: Proseguid pues vuestro relato, que aunque extraño, lo encuentro interesante. Ni en el escenario ni fuera de él, jamás oí hablar a un hombre como lo estáis haciendo vos.

CERVANTES: Allá, en el cielo, los ángeles me dijeron que la conciencia de los hombres en La Tierra ha aumentado y sin embargo, ahora tienen más trabajo que nunca.

ESCRITOR: ¿No es esto contradictorio?

CERVANTES: Efectivamente lo parece, pero no lo es si se sabe lo que está ocurriendo.

ESCRITOR: Vuestra conversación resulta cada vez más interesante.

CERVANTES: Vuestras palabras alejan mi tristeza y me estipula a seguir conversando. Siempre ha habido en La Tierra hombres conscientes, pero antes menos que ahora, lo que ocurre es que los hombres que no lo son, debido a la tecnología que antes no existía y ahora si, como la mayoría de los hombres son inconscientes, eligen para que los gobiernen a hombres inconscientes como ellos, estos hombres, por el poder que tienen por gobernar y con la tecnología de la que disponen, causan mucho mal que afecta a muchas más personas que antes, cuando apenas había tecnología, por esto ahora los ángeles tienen mucho más trabajo que antes. Gracias a que cuentan con más hombres conscientes en La Tierra, con los cuales trabajan coordinadamente, neutralizan las tonterías y disparates que hacen los gobernantes pero son tantas y tan graves y, debido a que la tecnología actual afectan a tantos hombres los ángeles se quejan constantemente de que trabajan mucho más para neutralizarlas que para aumentar su consciencia.

Además, ahora los hombres tienen un vicio que cuando viví en La Tierra no existía y este vicio es tan diabólico que molesta y enferma a los no viciosos ensuciando a todos sus cuerpos físicos y sutiles. Por tener este vicio la propiedad de perjudicar tanto a los viciosos como a los que no lo son, es el más amado por las fuerzas del mal y los ángeles caídos, con la colaboración de hombres inconscientes lo han propagado por todo el mundo y le han añadido una sustancia con el fin de que los hombres que han caído en este vicio les resulte difícil dejarlo.

ESCRITOR: Os referís al tabaco y la sustancia que le añaden las tabaqueras para tener atrapados a los fumadores es amoníaco. Recuerdo que cuando niño el tabaquismo era vicio solo de los hombres, luego se incorporaron a este vicio los jóvenes y por último las mujeres y los niños. Yo me quejo de que los fumadores no respetan a los no fumadores y la falta de este respeto es la que ha originado la aparición de estas leyes para proteger a los no fumadores.

CERVANTES: Cierto que los ángeles caídos han empezado con victorias pero los ángeles fieles a Dios con muchos esfuerzos y con la colaboración de hombres conscientes recientemente lograron la promulgación de leyes que prohíbe fumar en determinadas zonas, pero esto solo lo han logrado en los países donde sus ciudadanos son más conscientes.

ESCRITOR: Nunca imaginé que el tabaquismo fuese un tema de lucha entre ángeles donde hay victorias tanto en un bando como en el contrario, pero tiene sentido pues las virtudes acercan el hombre a Dios mientras que los vicios lo alejan y lamentablemente los hombres son fuertemente atraídos por los vicios y sobre los vicios habla Milton en El Paraíso Perdido donde un ángel le muestra a Adán lo que le ocurrirá a sus descendientes y aparecen angustiosos enfermos quejándose de sus insoportables dolores y deseando que la muerte les llegue para que termine sus sufrimientos. Horrorizado e impresionado por esta visión, Adán se queja al ángel y él le responde:

“La imagen de su Creador se apartó de ellos en el momento en que ellos mismos se han envilecido para satisfacer sus apetitos desordenados; entonces se revistieron de la imagen de aquel a quien servían, del vicio brutal, que indujo principalmente a Eva al pecado. Por esto. Por esto es tan adyecto su castigo; no desfiguran la semejanza de Dios, sino la suya; o si es borrada por ellos mismos esta semejanza cuando pervierten las reglas sanas de la pura Naturaleza, convirtiéndola en asquerosas enfermedades, vese sometidos a un condigno castigo, puesto que no han respetado en sí mismos la imagen de Dios.”

Milton dice que Dios y los vicios son incompatibles y los vicios conducen al hombre a la enfermedad y a la fealdad y las palabras de Milton son especialmente aplicables al vicio del tabaco que está extendido y admitido en nuestra corrompida sociedad donde es frecuente que los fumadores terminen sus vidas con cáncer de pulmón o con otras enfermedades que este vicio origina, donde también hay que incluir a los fumadores pasivos.

CERVANTES: ¿Podéis decirme que otras tonterías hacen los hombres?

ESCRITOR: Otra es probar bombas con un efecto destructivo inmenso y lo peor, su uso en guerras. Los ángeles no pudieron impedir que dos de ellas fueran usadas en una guerra.

ESCRITOR: ¿Y quien se lo impidió? Dios mío, os estoy siguiendo vuestra conversación como si realmente vinieseis del cielo.

CERVANTES: Otra vez me entristecéis.

ESCRITOR: Perdonarme, pero creo que con vuestro relato, estoy pasando de la incredibilidad a la confusión.

CERVANTES: Esto es un primer paso para admitir que a veces ocurren cosas sorprendentes, como por ejemplo, que haya venido del cielo, pero si me lo permitís, seguiré respondiendo vuestra pregunta.

Seguiré con mi relato y os responderé: Si en La Tierra hubiese solo hombres conscientes, los ángeles caídos no tendrían nada que hacer y el mundo sería el paraíso. Por el contrario, si en La Tierra solo hubiese hombres inconscientes, los ángeles fieles a Dios no tendrían nada que hacer y La Tierra sería un infierno que explotaría en millones de pedazos. Pero en La Tierra hay hombres conscientes e inconscientes y por lo tanto es un mundo de lucha no solo entre humanos sino entre las fuerzas del bien y del mal, con victorias y derrotas tanto en un bando como en el otro y los hombres inconscientes continuamente están haciendo tonterías como lo es, por ejemplo, ganar dinero aniquilando especies de plantas y de animales y destruyendo, ensuciando y envenenando el aire que respiramos, el agua que bebemos y la tierra donde nacen las plantas que nos producen los alimentos que comemos. De esta forma ensuciamos el cuerpo donde reside nuestra alma. Todo esto origina que Gaia sufra y se sacuda de estos seres ingratos que generosamente acoge para que en el mundo físico puedan realizar el trabajo espiritual para el cual se reencarnaron, que El Sol se irrite y vuelva loco el clima de La Tierra y lo peor que origina es que el hombre se aleje de Dios.

Como veis algunas de estas batallas las pierden los ángeles fieles a Dios pero en caso de perderlas, ellos actúan con la finalidad de que el daño sea menor del que se produciría si no actuasen. Por ejemplo, en las guerras logran que muchos hombres se salven y ellos, ignorando lo que ocurre, lo atribuyen a la casualidad pero en realidad ha sido por la intervención de los ángeles. Otras batallas las han ganado ya que en muchas ocasiones han evitado que estallen guerras y actos violentos. Una de las batallas que ganaron fue la abolición de la esclavitud y el derecho a que los hombres sean libres aunque esto no lo han conseguido plenamente y así hoy en el mundo existen pocas dictaduras y los gobernantes de las pocas que existen tienen problemas al relacionarse con los países donde se reconocen las libertades. Aquí las fuerzas del mal han transigido pues piensan que es mejor dominar a los hombres haciéndoles creer que son libres. No obstante en los países democráticos no hay censura pero el poder informativo está en manos de hombres inconscientes que crean la opinión pública y así ejercen el control de los ciudadanos. Hasta hace poco para informar había que ser poderoso sin embargo la tecnología ha logrado que ahora cualquier ciudadano pueda informar y así, los ángeles fieles a Dios tendieron una trampa a los ángeles caídos y ahora cualquier ciudadano puede informar y recibir información sobre temas que no interesa al poder que se sepan pues hundiría su fachada de prestigio y su corrupta economía. Supongo que de esto sabréis más que yo pues no les he entendido muy bien las explicaciones que me han dado los ángeles sobre la tecnología que ahora usan los hombres.

ESCRITOR: Os estáis refiriendo a internet. Efectivamente es así. Me asombro de las informaciones que recibo y que antes de internet no podía informarme ni siquiera en revistas que no gustan a los gobernantes.

CERVANTES: Creo que fue esa la palabra que me dijeron los ángeles.

ESCRITOR: Seguid hablando sobre estas luchas que me hacen ver la realidad de forma distinta de cómo hasta ahora la había visto.

CERVANTES: En La Tierra es frecuente de que la lucha entre dos suele ser con armas parecidas, o sea, si se trata entre dos hombres, es habitual que la lucha sea de cuerpo a cuerpo, o que cada uno tenga un puñal. Y si se trata entre naciones, cada una tiene un ejército con cañones. En cambio en el otro mundo los ángeles fieles a Dios y los ángeles caídos usan armas, por llamarlo de alguna manera, que son distintas, incluso opuestas. Así, los ángeles caídos dominan las tinieblas y allí se encuentran la perversión, acompañada de la ignorancia, la mentira, que para que sea efectiva debe ir acompañada del encubrimiento, los vicios y a quienes acompañan los placeres, el egoísmo, acompañado del orgullo, la pereza, acompañada de la vagancia, el odio, acompañado del deseo de venganza, la explotación, acompañada de la ambición, la traición, acompañada de la deslealtad, etc. En cambio los ángeles fieles a Dios están donde hay luz y allí está la verdad, la sinceridad, el amor, la comprensión, el perdón, la generosidad, el respeto, la fidelidad, etc.

Cuando los ángeles caídos colaboran con hombres poderosos e inconscientes, para manipular y esclavizar a la humanidad, propagan por La Tierra la mentira y los ángeles fieles a Dios, con la colaboración de hombres conscientes, descubren estas mentiras, las sacan a la luz, y así los mentirosos quedan al descubierto y desprestigiados.

Cuando los ángeles caídos propagan los vicios, a éstos le sigen las enfermedades y el sufrimiento que solo se solucionan dejando los vicios y en esto les ayudan los hombres conscientes y los ángeles fieles a Dios y así conducen a los hombres que han abandonado los vicios.

ESCRITOR: En la política aparece uno y otro caso de corrupción que desprestigia a todos los partidos, no obstante la gente les sigue votando.

CERVANTES: Esto es porque la mayoría de los ciudadanos son inconscientes.

ESCRITOR: Jamás nadie me había hablado como vos. Habláis de forma que parece que efectivamente venís del cielo. Mas decidme ¿qué es esa Gaia?

CERVANTES: Los ángeles le dijeron a James Lovelock que La Tierra es un ser vivo y como tal siente, se alegra o sufre y fue el escritor William Golding quien propuso darle el nombre de “Gaia”, diosa griega de la Tierra, también llamada “Gea”. A este ser los ángeles le dijeron a los nativos de los andes que se llamaba “Pachamama” y ellos afectuosamente la consideran como una madre que nos da vida.

ESCRITOR: ¿Y de que manera puede considerarse a La Tierra como un ser vivo?

CERVANTES: Gaia es un ser vivo pero distinto a los seres vivos que conocen los hombres en La Tierra, pero hay algo que puede ser observado fácilmente para, por lo menos sospechar que tiene una de las características de los seres vivos y no precisamente de los más sencillos. Una de estas características es mantenerse estable ante las variaciones del medio que los rodea. Por ejemplo el cuerpo del hombre tiene una temperatura que a lo largo de su vida permanece prácticamente constante, si varía un poco enferma, si sube un poco, le aparece la fiebre y si baja siente frío que puede matarlo. También la composición de su sangre apenas varía, y eso que en ella hay muchas sustancias, si alguna aumenta o disminuye enferma o muere. De esto supongo que vos sabéis más que yo ya que los ángeles me han dicho que ahora en La Tierra se sabe mucho sobre este tema.

Pasando ahora a Gaia o Pachamama, como queramos llamarla. Su temperatura a lo largo del año, e incluso de siglos, apenas varía, y se mantiene muy constante pese a las variaciones del Sol. También la composición del agua del mar y del aire permanecen sin grandes variaciones. Esta estabilidad permite que exista vida en ella.

ESCRITOR: Me gustaría conocer a alguno de esos hombres conscientes que trabajan con los ángeles.

CERVANTES: Aunque vuestra petición es superflua, le diré a mi ángel de la guarda vuestro deseo.

ESCRITOR: No os entiendo.

CERVANTES: Los ángeles están deseosos de conectar con los hombres atrapados por maya para liberarlos pero son ellos los que deben realizar su trabajo.

ESCRITOR: Me vais hablando de una cosa a otra y cada vez os entiendo menos.

CERVANTES: Maya es el mundo ilusorio y atractivo que desvía al hombre de su camino espiritual conduciéndolo primero al placer y luego al sufrimiento y el hombre que se encuentra atrapado en ella debe tener consciencia de donde se encuentra y deseos de liberarse, pero no solo de palabra y de pensamiento sino de acción y para ello hace falta tener fuerza de voluntad, y mucha, si no la tiene, su sufrimiento continuará aumentando. El hombre es libre para realizar lo que quiera, puede ser responsable o no, es su elección, pero lo que no puede elegir es evitar la impunidad.

ESCRITOR: Esto si que es bien cierto. Los hombres inconscientes eligen a otros hombres inconscientes como ellos para que los gobiernen y tanto gobernados como gobernadores están de acuerdo en convertir en un estercolero el planeta en que vivimos y el resultado es que todo está contaminado, el aire, el agua, los alimentos, e inevitablemente nosotros mismos.

CERVANTES: Efectivamente así es y esto lo habéis entendido.

ESCRITOR: Pero no he entendido por qué es superflua mi petición de conocer a algún hombre que trabaje con los ángeles.

CERVANTES: Es que ellos están atentos a lo que cada hombre necesita en cada momento. ¿No conocéis el proverbio que dice “cuando el alumno está preparado aparece el maestro”?

ESCRITOR: Sí que lo he oído muchas veces.

CERVANTES: Luego este proverbio da respuesta a vuestra pregunta. Cuando estéis preparado, los ángeles os conducirán al maestro que os conviene sin necesidad de que lo pidáis.

ESCRITOR: ¿Y qué he de hacer para prepararme?

CERVANTES: Podéis meditar o leer libros de crecimiento espiritual, os puede ayudar la lectura de biografías de hombres que dedicaron su vida a un fin noble como ayudar a los seres más necesitados y leer lo que ellos dijeron. Además, recordad que Jesús dijo: “Sed perfecto como vuestro Padre es perfecto”, luego tratad de ser perfecto. Sé que esto es difícil, pero debéis buscar la perfección y cuanto más perfecto seáis, mas os acercaréis a los ángeles y a Dios y por lo tanto llegará un momento en que estéis preparado y entonces los ángeles os conducirán a un hombre con el que ellos trabajen, y aún os digo más, llegará un momento en que los ángeles os aparecerán y trabajéis con ellos, pero esto ocurrirá cuando tengáis elevada vibración ya que los ángeles la tienen y por lo tanto solo pueden conectarse con hombres que tengan elevada vibración.

Uno de los trabajos consiste en limpiar lo que los hombres inconscientes ensucian. Gaia y los reinos mineral, vegetal y animal están sucios, molestos y dolidos por lo que les hacen los hombres inconscientes y los ángeles trabajan con la ayuda de hombres con elevada vibración para limpiar lo que esos hombres ensucian, pero no me refiero solo a lo que ensucian físicamente sino también a lo que ensucian en los cuerpos sutiles.

ESCRITOR: Interesante es lo que me decís. ¿Podríais ponerme un ejemplo  más de las luchas de las que me habláis?

CERVANTES: Uno de ellos aparece en el Evangelio de San Mateo.

ESCRITOR: Me he leído los Evangelios y con frecuencia los consulto y no he visto tal lucha.

CERVANTES: No me extraña. Habéis leído tal pasaje sin haberos enterado que detrás de ello estaba una lucha entre estos dos bandos y cada uno creó su estrategia.

ESCRITOR: ¿Y estos bandos contaron con hombres en La Tierra?

CERVANTES: Por supuesto.

ESCRITOR: Estoy intrigado en saber de qué se trata.

CERVANTES: En el cielo se preparó la venida de Jesús, cosa que no gustó a los ángeles caídos y quisieron abordar su vida en La Tierra, para ello contaron con Herodes, gobernador de Judea, el cual, enterado de que en Belén iba a nacer el rey de los judíos, temiendo que llegara un día en que le arrebatase el poder, dijo a los magos que les avisase cuando lo encontrasen, para él ir también a adorarlo, aunque su intensión era matarlo.

Los ángeles dijeron en sueños a los magos que no debían volver a ver a Herodes y regresaron a su país por otro camino. Viendo Herodes que los magos no venían, se enfureció y ordenó matar a los niños menores de dos años que vivían en Belén.

Enterados los ángeles de lo que iba a hacer Herodes, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José, le dijo lo que iba a ocurrir y le dio una solución: “huye a Egipto”, le dijo el ángel. Y con esta huída, los ángeles salvaron la vida de Jesús y así ganaron la batalla.

ESCRITOR: Interesante es cuanto decís y habláis como si del mismo cielo procedierais. Viéndolo de esta forma está claro que los ángeles caídos contaron en La Tierra con Herodes y los ángeles del Señor contaron con los magos y con San José.

CERVANTES: Gracias por vuestras palabras y os agradecería que me contestéis lo que os pregunté, o sea, quisiera saber cómo funciona ese artilugio (señala el teléfono).

ESCRITOR: Os lo explicaré aunque esto me da la impresión de que estoy haciendo el ridículo, pero no quisiera volveos a ver triste. Este aparato se llama “teléfono” y se usa para hablar con otra persona que se encuentre lejos y que tendrá otro aparato como este. Por ejemplo, mi amigo Juan quiso hablarme, marcó los números que corresponden a mi teléfono, entonces sonó el timbre que habéis escuchado y que me indica que alguien quiere hablar conmigo, yo descuelgo el teléfono y hablamos, esto es todo. Realmente no tengo paciencia para decíos lo que sabéis y además me hace sentir ridículo, hacer teatro, esto no es lo mío, no es para mi.

CERVANTES: Lástima que no os guste actuar como un actor.

ESCRITOR: Lo mío es escribir, y por supuesto, me agrada escribir teatro, es de la literatura lo que más me gusta, pues es acción.

CERVANTES: Comprendo que sea para vos difícil creerme, pero a veces la realidad supera la fantasía, por ejemplo, jamás pensé que en el futuro los hombres pudieran comunicarse con este artilugio y quisiera saber si podéis hablar con otra persona.

ESCRITOR: Por supuesto. El teléfono sirve para eso. Hablé con Juan que me telefoneó para decirme que su amigo que iba a actuar como Cervantes no puede venir y yo creí que vos erais él. Lo que no contaba era que el mismo Cervantes viniese del otro mundo a visitarme. Gracias por haber elegido venir a mi casa. No obstante, esto parece un diálogo de locos: uno que dice ser Cervantes y otro que se ve forzado a tratarlo como si lo fuera.

CERVANTES: ¿No veis como estoy vestido?

ESCRITOR: Ciertamente vestís como Cervantes pero en carnavales también la gente se disfraza de mil formas.

CERVANTES: En mi caso no es un disfraz. Mas hablando de otro tema, si os parece, encuentro que durante el tiempo que he estado ausente de La Tierra, ha habido muchos cambios.

ESCRITOR: Como no quiero volver a veros triste, continuaré comportándome como un actor. Si que han habido cambios, y muchos. Después de haber vivido vos, surgió en Inglaterra la Revolución Industrial que produjo, y sigue produciendo, profundos cambios en La Tierra. Especialmente en los últimos cien años. Ya os mostré uno, ¿queréis que os muestre otro artilugio surgido a partir de la Revolución Industrial?

CERVANTES: Mucho os lo agradecería.

ESCRITOR: Aquí tenéis la televisión (la enciende).

CERVANTES: (Sorprendido) ¿Cómo pudo meterse ese hombre dentro de esa caja?

ESCRITOR: Nadie está metido en ella. Dentro hay resistencias, condensadores, cables que los conectan, etc. (Cambia de canales).

CERVANTES: ¿Qué está pasando ahora?

ESCRITOR: Con el mando elijo el canal que quiero, eso es todo, vos podéis hacerlo (dice mientras le da el mando). Tenéis que apretar en estos botones. (Dice mientras se lo explica).

CERVANTES: (Hace lo que le dice) Esto es muy raro, nunca pensé que los hombres pudieran construir tales artilugios.

ESCRITOR: Así nos enteramos y vemos lo que ocurre en el mundo.

CERVANTES: Los hombres se han convertido en magos.

ESCRITOR: Lo que veis no es magia sino técnica.

CERVANTES: Entonces, deberá tratarse de una técnica mágica.

ESCRITOR: No, solo es técnica.

CERVANTES: ¿Y algunas casas lo tienen?

ESCRITOR: Depende de los países, en España, casi todas.

CERVANTES: Este es un maravilloso sistema para propagar la cultura.

ESCRITOR: O la violencia, la información deportiva y la vida privada de los personajes famosos.

CERVANTES: ¿Por qué decís tal cosa?

ESCRITOR: Porque ese el mayor uso que le dan a la televisión. En ella la cultura escasea y las tonterías abundan, de aquí que sea conocida como “la caja tonta”.

CERVANTES: ¿Es eso lo que demanda la gente?

ESCRITOR: Si los tiempos en que vivisteis fueron calamitosos, estos también lo son.

CERVANTES: Me sorprende que los hombres crearon este artilugio tan sofisticado y sin embargo lo usan para tonterías.

ESCRITOR: Como veis, Cervantes, en cuatrocientos años los hombres siguen siendo iguales de tontos, torpes y mezquinos de cómo fueron en vuestros tiempos. Pero mejor será que os hable de lo que ha pasado con vuestro libro desde que abandonasteis el mundo.

CERVANTES: Solo sé que mi obra tuvo un gran éxito pero carezco de detalles.

ESCRITOR: Vuestra obra se ha traducido prácticamente a todos los idiomas, ha dado lugar a nuevos libros donde se ha analizado y vuestra vida, llena de incógnitas y misterios, se ha investigado. En ciudades extranjeras se han creado institutos cervantinos y en vuestro honor el 23 de abril de cada año se celebra el Día del Libro. Un premio que lleva vuestro nombre el rey lo concede cada año en la Universidad de Alcalá de Henares, ciudad en la que se supone que nacisteis.

En vuestro libro destacáis de forma magistral el amor universal que todo hombre, sea clérigo o seglar, honrado o ladrón, culto o vulgar, tiene dentro de si, y en vuestra obra don Quijote no se contenta con manifestar su amor universal ante los acontecimientos que aparecen en su vida sino que inicia aventuras y desaventuras para buscar por el mundo donde hay injusticias para luchar contra ellas y a don Quijote no le importa los sacrificios que ello le pueda acarrear y como el amor universal forma parte de la naturaleza humana, los lectores se identifican con el personaje que creasteis y por esto lo admiran y como la mayoría son incapaces de romper las ataduras de las que son esclavos, no siguen el ejemplo de don Quijote más se desconsuelan al verlo gozando de la libertad y de la felicidad de la que ellos carecen.

Dichoso es el hombre honrado y humilde que sigue su conciencia, ayuda a los demás, cuida su cuerpo por considerarlo sagrado y respeta a la naturaleza, a los animales y a los demás seres humanos, aunque sea pobre e incomprendido y desgraciado es el hombre orgulloso que no tiene conciencia, con sus vicios destruye su cuerpo y explota a la naturaleza, a los animales y a los demás seres humanos, aunque sea rico y respetado, rece y de limosnas pues el primero busca el reino de los cielos y el segundo se aleja de él.

CERVANTES: Observé que muchos libros de Literatura hablan del amor entre un hombre y una mujer en medio de pasiones, seducciones, arrebatos, vicios, virtudes, aventuras, desventuras, intrigas, fidelidades, infidelidades, lealtades, deslealtades, traiciones, celos, odios, amistades, enemistades, honores, deshonores, alegrías, tristezas, ideales, desvelos, esperanzas, desesperanzas, angustias, riquezas, pobrezas, servidumbres, ataduras y miserias, y no quise que mi libro fuese uno más de un tema muy tratado, por esto elegí el amor universal y el platónico y a estos dos amores les añadí aventuras, desventura y humor para lograr que su lectura atrajera al niño y al anciano, al hombre y a la mujer, al ilustrado y al  inculto y así a unos lectores les sirvió para pensar y reflexionar y a todos para reírse.

Presentí que El Quijote iba a ser muy leído y me satisface comprobar que fue tal como lo pensé, o más de lo que imaginé pues no esperaba que llegase a ser el más leído y editado del mundo.

Mas quisiera saber qué cambios destacaríais en el mundo en el transcurso de estos cuatrocientos años.

ESCRITOR: Destacaría que la Iglesia ha perdido gran parte de su poder. Ya no existe la inquisición y ahora los hombres tienen libertad para ser católicos o pertenecer a otra religión o a ninguna. Incluso en los Estados Unidos los curas han sido denunciados ante los tribunales por pederastas, la iglesia ha tenido que pagar fuertes indemnizaciones. Esto muestra su pérdida de poder.

CERVANTES: Me sorprende. En los tiempos en que viví su poder y riquezas eran inmensas y había que contar con ella y tener su bendición para hacer cualquier cosa. Quien expresase un pensamiento contrario a sus enseñanzas, era denunciado como hereje y quemado en la hoguera. De buen agrado hubiera escrito sobre la corrupción y la hipocresía que vi en ella pero eso en mis tiempos era imposible. No obstante me las ingenié para decir que don Quijote dijera a su escudero: “Sancho, con la iglesia hemos topado” sin que produjera su ira. Y decidme, ¿cómo es el papa actual?

ESCRITOR: Lleva mucho tiempo en el Vaticano, o mejor dicho, fuera de él pues le ha dado por viajar mucho. De su papado destacaría que le ha dado por fabricar santos.

CERVANTES: Pero para nombrar a alguien santo, primero tiene que ser nombrado beato y luego santo y en cada caso ha debido de realizar al menos un milagro.

ESCRITOR: Es que junto con los santos fabrica los milagros. Este papa es un cachondo.

CERVANTES: ¿Y qué es “cachondo”?

ESCRITOR: Que no tiene formalidad, que no se toma en serio las cosas.

CERVANTES: Os agradeceré que me habléis del libro que estáis escribiendo.

ESCRITOR: Se llama Encantadores y quijotes en nuestros tiempos y aquí lo tenéis. (Dice mientras le da el manuscrito, Cervantes lo coge y lo ojea).

CERVANTES: El título lo encuentro atractivo y me agradaría que me hablarais de quienes son esos encantadores y quijotes de hoy, por ejemplo, ¿ha habido algún papa que haya sido un quijote?

ESCRITOR: Juan Pablo I fue un quijote y como molestaba a quienes le rodeaban, ellos lo envenenaron y burdamente taparon su crimen. El Vaticano es una cueva de ladrones y de asesinos y sorprendentemente continúa teniendo prestigio.

CERVANTES: Si la Iglesia perdió poder, cosa que me es imposible hacerme a esa idea, supongo que se deberá a que como El Quijote, por ser el libro de literatura que más se ha leído en el mundo, originó muchos quijotes que habrán librado al mundo de su tiranía. Si don Quijote socorrió a las viudas, amparó a las doncellas y protegió a los marginados, los quijotes que leyeron mi libro lucharon contra la Inquisición para proteger a quienes la Iglesia denunció como herejes y la han derrotado. Por lo tanto logré el objetivo con el cual lo escribí y me siento feliz pues estos quijotes estarán conduciendo a la humanidad a la Edad Dorada y los hombres serán ahora felices.

ESCRITOR: (Triste) ¡Oh, Cervantes! Si bien es cierto que ahora la Iglesia deja en paz a los hombres, también es cierto que ahora la humanidad tiene otros problemas. Tras la Revolución Industrial al hombre le ha dado por hacer las tonterías que os han dicho los ángeles. Les ha dado a los hombres por obtener riqueza aunque para ello ensucien, como decís vos, el aire que respiramos, el agua que bebemos, la tierra donde crecen las plantas que nos alimentan. Los animales, las plantas y los mismos hombres, los espermatozoides que fecundan un óvulo, la leche que las hembras de los mamíferos dan como alimento a sus crías, todo está contaminado; hasta los pingüinos que viven cerca de los polos contienen insecticidas que son unas sustancias que todo lo ensucian, contaminan y envenenan. Además, los hombres transforman selvas en desiertos y producen energía que llaman nuclear y la basura que ella engendra es altamente contaminante y nadie sabe a donde tirarla y su contaminación dura miles de años y es una venenosa herencia que la actual generación regala a las futuras y aquí, en La Mancha, hay dos centrales nucleares que en cualquier momento pueden explotar y sus nefastas consecuencias durarán miles de años. Los hombres no aprendieron de don Quijote a ser nobles y luchar contra la injusticia, la explotación y la falta de respeto sino que aprendieron de él solo su locura y, como están encantados, al caos que engendra la humanidad lo llaman “progreso” y de él se vanaglorian los políticos del kaliyuga que con su nefasta gestión han vuelto locas a las vacas y al clima también lo han vuelto loco. Luego estos tiempos, aunque por otros motivos, siguen siendo calamitosos y con problemas de más difícil solución.

CERVANTES: ¿Y qué es kaliyuga?

ESCRITOR: Vos en el capítulo XI de la primera parte de El Quijote, habláis de él aunque con otro nombre, es lo que llamáis “edad de hierro”, y que como sabéis, se caracteriza por el caos. “Kaliyuga” es una palabra sánscrita compuesta por dos palabras: “kali” y “yuga”. “Yuga” significa “edad” y “kali” es el nombre de la diosa de la muerte y de la destrucción del hinduismo, y también significa “discordia”, “maldad”, “perversidad”, “guerra”, “lucha” y “caos” y todo esto lo tenemos en abundancia en estos tiempos. Por ejemplo, a los políticos les gusta mucho hablar de competitividad, lo cual quiere decir que yo me las arreglo como sea, incluso destruyendo la naturaleza o engañando, para vender a costa de que tu no puedas vender.

CERVANTES. ¿Y cómo surgió todo eso?

ESCRITOR: Desde antiguo explotar y destruir la naturaleza fue un negocio y con la Revolución Industrial, que ya os mencioné, los hombres encontraron nuevas aplicaciones a las materias primas con lo cual su explotación y destrucción la han acelerado pues es un negocio para los ricos y para los pobres supone tener un puesto de trabajo mal pagado y así los ricos por ambición y los pobres porque no encuentran otra forma para poder malvivir, han emprendido una carrera para explotarla y destruirla y a esto todos llaman “progreso”. Los encantadores les han dicho a los hombres, y ellos como están encantados se han creído que cuanto mayor sea la velocidad con la que destruyan la naturaleza, mayor será el producto nacional bruto del país.

CERVANTES: ¿Y quienes son los encantadores?

ESCRITOR: En el libro expongo que los dos más destacados son Carlos Marx y Adams Smith. Marx encantó a los hombres con el marxismo y de él surgieron el comunismo y el socialismo y el primero se hundió. Smith los encanto con el capitalismo que lo ha aceptado el socialismo y que se tambalea y lleva camino de hundirse.

CERVANTES: ¿Cómo se las ingeniaron esos dos encantadores para encantar a los hombres?

ESCRITOR: Como sabéis, los hombres son sumisos, simples, olvidadizos y manipulables, por lo tanto son fácilmente encantados con engaños, palabrería, manipulación, charlatanería, patrañas, falacias, demagogia y hasta con ciencia que hoy día goza de gran prestigio. El comunismo de Marx y el capitalismo de Smith les ofrecieron una sociedad de consumo con progreso, prosperidad, modernidad, felicidad, riqueza y salud y le dieron miseria, paro, enfermedad, contaminación, suciedad, destrucción, desiertos,  inseguridad ciudadana, terrorismo y guerras. Y los hombres, como están encantados, están convencidos de que deben aceptar todas estas miserias que consideran inevitables.

Si don Quijote, por estar loco, luchó contra molinos de viento porque creía que eran gigantes, los hombres actuales, por estar locos y encantados, luchan contra la naturaleza y la vida porque creen que eso es progreso.

CERVANTES: ¿No ha habido mentes claras?

ESCRITOR: Si que las ha habido. Especialmente destaco a Thomas Malthus que se dio cuenta que en La Tierra la población humana crecía en progresión geométrica mientras que la producción de alimentos crecía en progresión aritmética con lo cual llegaría un momento en que no habría alimentos para ella.

CERVANTES: Su razonamiento es correcto pues en un mundo finito no puede haber una expansión infinita. ¿Tuvo algún discípulo?

ESCRITOR: La teoría de Malthus es realista pero no es atractiva y por esto cuando él vivió, no tuvo ninguno discípulo pero como, gústele o no a los hombres, la verdad inevitablemente se impone y ya han empezado a aparecer los primeros síntomas del agotamiento de las materias primas y ahora algunos economistas y pensadores disidentes y marginados le están dando la razón pero los gobiernos no quieren pensar que inevitablemente pronto empezarán a agotarse las materias primas que sostienen a la sociedad de consumo y sin ellas no habrá esta sociedad.

CERVANTES: ¿Cuál es la materia prima que primero se agotará?

ESCRITOR: Probablemente sea el petróleo que se usa como combustible para casi todo lo que se mueve, también el agua escasea cada día más y hay quien sostiene que dentro de poco será origen de guerras, de momento aquí en España ya ha creado conflictos entre comunidades que discuten si se debe o no traspasar parte del agua del río Ebro al Segura, pero hay una que en cierto sentido ya ha superado la demanda de la gente y esta es la carne.

CERVANTES: (Extrañado) ¿La carne?

ESCRITOR: Este es un tema escasamente conocido y estudiado y que supongo que sorprenderá a muchos lectores. En mi libro lo explico con la mayor claridad con la que he podido. Os diré algo de lo que digo. En vuestros tiempos la carne era un privilegio de los ricos y la mayoría de la población pocas veces al año la consumía pero hoy en los países ricos su consumo es habitual llegando hasta los cien kilos de carne al año por habitante, y esto es una barbaridad pero los médicos es lo que aconsejan, el mismo Ministerio de Sanidad en su propaganda aconseja el consumo de gran cantidad de carne pero según cálculos de la Universidad de Brown, sólo habría consumo de carne en esa proporción para 2.600 millones de seres humanos y hoy la población mundial es de 6.000 millones de habitantes, luego está claro que jamás los actuales habitantes de La Tierra podrán consumir los cien kilos de carne al año que consume cada habitante de los países ricos. Sin embargo y curiosamente las organizaciones humanitarias en su ayuda a los países pobres se esfuerzan en aumentar el ganado con el objetivo de que los pobres coman más carne, pero aumentar el ganado supone aumentar el consumo de agua para sostener los cultivos que sirvan de alimento a los animales. Os leeré algo de lo que digo en el libro.

(Lee) “Tengamos en cuenta que obtener un kilo de carne de ganado bovino  necesita unos 22.000 litros de agua y en cambio un kilo de cereales necesita unos mil litros de agua. El aumento del consumo de carne en el mundo ha conducido a que hoy día más de la mitad del agua que el hombre consume en el mundo la dedica a la producción de carne, para esto ha tenido que aumentar la producción de agua lo cual lo ha logrado disminuyendo las reservas del subsuelo lo cual conduce a que se sequen manantiales, pozos y lagos. Ahora la escasez de agua es alarmante y esta escasez aumenta. Como además hace falta terreno para plantar lo que debe comer el ganado, los ganaderos transforman las selvas en prados o en terrenos de cultivos que con la erosión pronto terminan en desiertos. Por lo tanto para solucionar la escasez de agua abría que suprimir, o por lo menos reducir drásticamente, el consumo de carne y sin embargo los gobiernos, las ONGS y la ONU en vez de hacer esto, lo que hacen es lo contrario.”

CERVANTES: ¿Qué son las ONGs y qué es el kilo y que es el litro?

ESCRITOR: Las ONGS, se definen con Organizaciones No Gubernamentales y se caracterizan por ser altruistas, o por lo menos eso es lo que ellas se creen, cuentan con voluntarios que dedican su tiempo libre a trabajar sin tener interés económico y otras personas las ayudan económicamente de forma desinteresada, y cuya misión es la de ayudar a los más pobres del mundo. El kilo es una unidad de medida de masa y el litro es una unidad de volumen que no existía en vuestros tiempos.

CERVANTES: Por lo que me decís, las ONGS son quijotes.

ESCRITOR: Puede que eso lo aparente.

CERVANTES: ¿Qué me queréis decir?

ESCRITOR: Que aun no os he terminado de hablar.

CERVANTES: Proseguid entonces.

ESCRITOR: (Lee) La FAO y las ONGS, como Cruz Roja, Cáritas, Manos Unidas, Oxfam y Ayuda en Acción parte de su dinero lo destinan para comprar abonos químicos e insecticidas con lo cual, si parte del dinero va a parar a los pobres en forma de comida, otra parte va a parar a las multinacionales por las compras de esas nefastas sustancias. Además, irónicamente, con su torpeza de luchar para que los pobres coman carne, están originando hambre en el mundo.

CERVANTES: ¿Qué son los abonos químicos y los insecticidas y qué tiene que ver el consumo de carne con el hambre en el mundo?

ESCRITOR: Felices tiempos fueron aquellos en los que aún no existían los nefastos abonos químicos y los insecticidas. Los abonos químicos los usan los agricultores con el deseo de aumentar las cosechas pero empobrece el terreno hasta convertirlo a largo plazo en un desierto y además envenenan las aguas. Los insecticidas los usan los agricultores para matar a los insectos pero termina el hombre por comerlos. Respecto a la relación del consumo de carne con el hambre, leed esto. (El escritor le da el manuscrito a Cervantes)

CERVANTES: (Lee) “Con el agua y la tierra que cuesta producir 250 gramos de carne, se podría dar un plato de cereales a 50 personas, luego es un despilfarro destinar la tierra y el agua, a veces escasa, para producir carne. Algunos países pobres, mientras su población pasa hambre, dedica parte de su agua y de su tierra para pastos que come el ganado para exportar carne que la comerán esos “piadosos” voluntarios y donantes de dinero de las ONGS.

Se calcula que en la hambruna de Etiopía de 1984 a 1985 murieron un millón de personas mientras parte de su tierra agrícola estaba destinada a cultivar linaza, semillas de algodón y de colza para exportarlo como alimento al ganado de Gran Bretaña y de otros países europeos.

Los bosques retienen la tierra y el agua y al desaparecer, aparece la erosión, los manantiales disminuyen su caudal hasta secarse, descienden las capas de agua subterránea y al llover, al no encontrarse el agua con plantas y materia orgánica en el suelo que la absorba, arrastra a la tierra que corre torrencialmente causando inundaciones. En 1940 el 60 % del territorio de de este país era bosque y en el año 2000 sólo lo era el 2,6 % y  ahora en Etiopía hay sequía, inundaciones, hambre y ONGS que ayudan a los etíopes a proteger su ganado. Lo mismo puede decirse de las hambrunas en Sahel y en Somalia.

Un panfleto dice de McDonald´s que “es dueña de enormes extensiones de terreno en países del Tercer Mundo. Mientras en sus granjas el ganado engorda, a pocos kilómetros la gente sufre hambre y miseria.” Como los pobres del Tercer Mundo no tienen dinero para pagar los granos, se los comen las vacas que transformadas en filetes, van a parar a los platos de los habitantes de los países ricos y así mientras en los países pobres 850 millones de personas pasan hambre hasta morir, en los países ricos millones de personas se atiborran consumiendo carne, leche y huevos hasta enfermar y morir de ataques del corazón, diabetes, cáncer y de otras enfermedades que hasta los mismos médicos alópatas ya reconocen que están relacionadas con el consumo de carne, leche y huevos, lo cual aparece una y otra vez en sus revistas científicas de mayor prestigio. Esto es una muestra del caos que reina en el kaliyuga.”

(Cierra el manuscrito).

Lo que acabo de leer de vuestro libro muestra que la Revolución Industrial ha vuelto a los hombres más locos que los libros de caballería volvieron loco a don Quijote.

ESCRITOR: El comportamiento de las ONG me hace recordar a lo que le ocurrió a un muchacho al cual don Quijote quiso defenderlo. Se encontraba atado a una encina mientras un labrador lo azotaba por considerar que descuidaba sus cabras. Don Quijote obligó al labrador a desatarlo y a prometer llevarlo a su casa para pagarle los 63 reales que le debía pero una vez que se alejó don Quijote, no sólo no cumplió su promesa sino que lo volvió a atar al árbol y continuó azotándolo, pero ahora con rabia, hasta que se cansó y lo desató. El muchacho se fue llorando y el labrador se quedó riendo. Dijo esto por lo que expongo en mi libro sobre la Operación Bocata.

(Abre el manuscrito y lee) En 1997 en Albacete, unos jóvenes movidos por su amor hacia los seres humanos y su crueldad hacia los animales, crearon la “Operación Bocata” donde Manos Unidas les echa una mano. Esta operación consiste en una merienda de un bocata y una bebida y el dinero recaudado es para esa ONG que está dirigida por los obispos españoles. En esta operación colaboraron medios informativos y empresas de bebidas, de quesos, de embutidos y otras, y así, causando sufrimiento a los animales y comiendo comida basura es como esos jóvenes, con la ayuda de Manos Unidas, pretendieron ayudar a los habitantes de los países pobres ignorando que el vegetarianismo es una eficaz forma de luchar contra el hambre, y es que Manos Unidas, cuando echa una mano, mete la pata.

CERVANTES. ¿Y qué es el vegetarianismo?

ESCRITOR: ¿Es que acaso no sabéis lo que es? Ahora que lo pienso, esta palabra surgió en Inglaterra algo antes de que surgiera la primera asociación vegetariana del mundo, que fue creada en

El mensaje de Cervantesobispos sin piedad